• +58 414 5425513 +34 608676187
  • contacto@fhv.org.ve

La necesidad de una politica pública para frenar la herencia generacional de la pobreza en Venezuela.

la-necesidad-de-una-politica-publica-para-frenar-la-herencia-generacional-de-la-pobreza

La Necesidad De Una Politica Pública Para Frenarla Herencia Generacional De La Pobreza

La pobreza y la exclusión en Venezuela, sus etapas de crecimiento y decaída dentro del espectro nacional, sugiere una cuestión de ‘necesidad’ ecuánime y precisa. Obviamente esto supone ejercer acciones que combata sus carencias, ya que cualquier intervención que no las encare, no está pretendiendo afrontar de manera afectiva una solución a estos problemas.

De acuerdo a diversos estudios y la experiencia de muchos trabajadores sociales más calificados, se ha determinado que no existe una forma neutral de encarar la pobreza y la exclusión en Venezuela, porque disminuir las necesidades de las personas y las familias a esas carencias, implica desnaturalizar el significado de necesidad.

¿Qué se debe hacer para confrontar la pobreza y la exclusión en Venezuela?

El primer paso, consiste en dejar constancia de que es crucial contar con las prestaciones que los servicios sociales pertinentes tienen que ofrecer a las comunidades. Los resultados más relevantes y estructurales que unos servicios correctos pueden alcanzar, deben estar relacionados con disminuir las tasas severas que giran alrededor de la pobreza y la exclusión en Venezuela, haciendo posible que los hogares que pertenecen a la dimensión de pobreza más extrema, salgan de esta situación.

Por ello, es indispensable hacer un llamado a la necesidad imperiosa de diseñar una política pública, orientada a combatir la pobreza y la exclusión en Venezuela, que englobe cada uno de los factores que actúan como potenciales generadores de estos problemas, sin embargo, también se tienen que aportar componentes que den dirección y seguridad a la gestión.

Todo un camino por recorrer

Para encarar la pobreza y la exclusión en Venezuela también es necesario demandar la dotación económica, a fin de garantizar el desarrollo de una política pública que arroje resultados palpables, así como también se debe realizar la evaluación del proceso para implementar los ajustes necesarios e iniciar un nuevo ciclo en el país. Hay ciertos elementos que son de suma importancia para que la política pública enfrente este problema, entre ellos:

• El nivel educativo, que es uno los componentes generadores de las dificultades económicas entre padres e hijos.
• El apoyo psicológico y social a las familias, y los menores.
• Un sistema de salud pública universal con acceso gratuito.
• La inversión en políticas sociales.
• Garantizar una vivienda dignada a las familias.
• La implementación de un sistema de beneficios universales, que incluya a todos los venezolanos.
• Un trabajo digno que dé basto a las necesidades de las familias.
• La provisión de servicios de orientación a los padres, para promover el desarrollo infantil.

Todo este proceso traza un camino extenso por el cual se debe transitar de forma consecuente hasta conseguir los objetivos de frenar estos problemas en el territorio nacional. Y si bien las situaciones de ‘necesidad’ realmente existen en la nación, hay que preguntarse: ¿los recursos y los servicios actuales están encarando adecuadamente cada uno de los elementos transmisores de la pobreza y la exclusión en Venezuela? La situación actual parece indica que todavía hay mucho camino por recorrer.